Audio/MIDI Music Photos 3D  Vende tus canciones   Vende tus fotos   Vende tus gráficos 

M U S I C A   C O N
COMPUTADORAS
E N   E S P A Ñ O L
iTunes Amazon

Módulo de batería BFD2: La evolución

Por Fabio D. García
Publicado el 08-04-2008 (en Software >> Sintes Virtuales) | Versión Imprimible Versión Imprimible

Después de trabajar con la versión 1.5 esperaba con muchas ganas la llegada de la nueva versión. Luego de esperar la larga instalación – el programa posee 55 Gb de muestras de audio – me dispuse a estudiar los nuevos elementos que rápidamente llaman la atención considerando el diseño gráfico de la versión anterior.


Al trabajar con BFD2 el usuario se encuentra ante un software que le permite trabajar de la misma manera como si estuviese sentado delante de una batería y de la mesa de mezclas de un estudio.

El nuevo diseño de la interfaz gráfica es excelente y facilita la operación del programa, un aspecto que en las versiones anteriores no era de los más logrados

Figura 1
Secciones del BFD 2

 

Nuevo diseño

El nuevo diseño de la interfaz gráfica es excelente. La figura 1 muestra tres secciones claramente definidas. En la parte superior, una vista del kit que se modifica de acuerdo a la cantidad de elementos que el usuario desea utilizar. Si se lleva el puntero del mouse sobre cualquier de los elementos de la batería, una línea unirá la representación gráfica del panel superior con el elemento individual, en el panel inferior, donde se podrán realizar ajustes.

En la parte inferior de la ventana, se presentan todos los elementos del kit de batería. La cantidad, como en el caso anterior, depende de la opción elegida por el usuario, en el sector Kit Size , ubicado a la izquierda de las imágenes de las partes de la batería.

Cada uno de los cuadros ofrece parámetros de control rápido para la edición del sonido. Desde allí se puede cambiar sonidos, modificar la posición en el campo estéreo, la ganancia, aplicar asignaciones de solo/mute, y también, descargar el sonido, si no se utiliza y se está trabajando con un equipo con limitaciones de memoria RAM.

El sector derecho constituye una de las nuevas partes. Allí encontramos un completo grupo de parámetros para dar forma a cada uno de los sonidos de la batería.

Esta área denominada Inspector, permite cambiar el tipo de instrumento, modificar el sonido utilizando presets que cambian parámetros de mezcla para ofrecer más alternativas, alterar la amortiguación o resonancia del cuerpo, cargar y grabar presets, modificar el nivel que se envía a los busses de ambiente del programa, asignar variaciones, entre otras cosas. Ver figura 2.

En la parte inferior encontramos un sector denominado Mini-mixer donde se ajustan los parámetros generales del sonido de la batería. Este es el lugar desde donde el usuario puede mezclar la cantidad de señal de cada micrófono o pares de micrófonos, en busca del mejor sonido para su canción.

Figura 2: Inspector del BFD2
BFD 2

 

Sonidos

Cada sonido de BFD2 posee articulaciones. Éstas corresponden a diferentes formas de golpear un determinado elemento de la batería. Por ejemplo, en el caso del redoblante o snare, encontramos cuatro posibilidades denominadas: Hit, Rim, Sidestick, Drag y Half-edge. La última opción corresponde al golpe entre el centro y el borde del parche.

Además, el programa ofrece, por cada elemento de la batería, numerosas capas de intensidad o velocity. Cada una de estas capas es un archivo de audio que ha sido grabado empleando diferentes intensidades de interpretación. Luego los archivos son apilados para que cada vez que el usuario golpee o presione el controlador vinculado a BFD2, el motor de samples del programa reproduzca la capa correspondiente a la intensidad de la interpretación. Por supuesto esto brinda un realismo pocas veces escuchado en bibliotecas de samples.

BFD2 ofrece la impresionante cantidad de 96 capas diferentes de intensidad. Queda poco por agregar.

Como elemento adicional en lo que respecta a los sonidos de BFD2, encontramos que los sonidos están capturados desde diferentes micrófonos a los que el usuario tiene acceso para crear el balance que mejor le parezca de acuerdo al contexto de la producción. No sólo se utilizaron mics colocados directamente sobre los elementos de la batería, sino también pares de micrófonos de sala usados para capturar el ambiente y la proyección del sonido desde el punto en donde se encontraría el oyente durante una presentación en directo.

 

Manejo de ambiente

Antes mencioné que la filosofía del programa es ofrecer al usuario todo lo que necesita para sentirse delante de una batería y de la mesa de mezcla de un estudio profesional de grabación.

El programa posee cuatro envíos o busses para administrar la señal de los micrófonos/ambiente.

Cada sonido de la batería utiliza hasta tres envíos de ambiente: overheads, room y amb3. Para facilitar la tarea de mezcla todos los envíos se organizaron en tres grupos llamados Ambiance busses , representados por los faders que se ven en la parte inferior derecha de la ventana del programa. También, en ese sector se aprecia otro fader llamado Direct que representa la señal directa de todos los elementos de la batería.

Como es habitual en el mundo del software, BFD2 ofrece elementos que no existen al grabar una batería real, como por ejemplo modificar la cantidad de señal que llega a cada uno de los tres pares de micrófonos estéreo.

Al tocar una batería real, los sonidos de cada elemento llegan por igual a los micrófonos de sala. No es posible que el redoblante envíe menos señal que uno de los toms – más allá de las diferencias de volumen. En BFD2, el usuario tiene la posibilidad de ajustar la cantidad de señal de cada parte de la batería, que llega a los mics de sala o estéreo.

Incluso, el programa permite que el usuario asigne el envío de los mics estéreo a un bus auxiliar para obtener, luego en la consola, un canal auxiliar con el ambiente de una determinada parte de la batería, proveniente de cualquiera de los mics estéreo.

 

Armando la batería

BFD2 incluye la impresionante cantidad de 55Gb de muestras de batería distribuidas en 10 excelentes kits completosm además de muestras de percusión y samples adicionales de instrumentos como redoblantes, platos, y otros.

Para cargar un banco o kit se debe utilizar el botón Load ubicado en la parte superior derecha de la ventana. El usuario accede a una ventana en la que encuentra información de cada uno de los kits disponibles.

Una vez cargado un banco, por supuesto, el usuario puede modificar cualquier parte del mismo buscando armar la mejor batería para su canción.

Presionando el pequeño botón ubicado en la esquina superior izquierda de cada imagen de las partes de la batería, se accede al panel desde donde se pueden escoger elementos. El programa incluye diferentes presentaciones para que el usuario pueda encontrar rápidamente el sonido que desee asignar. Incluso se pueden realizar búsquedas.

Un detalle que me gustaría comentar es que luego de cambiar un sonido, al intentar cambiarlo nuevamente, la ventana que ofrece los cambios no muestra en forma destacada la imagen del recientemente asignado instrumento, sino la del elemento original. Seguramente sería más útil disponer de la imagen del último instrumento asignado para facilitar el cambio.

El programa permite agregar muestras creadas por el usuario, pero considerando la calidad de los sonidos incluidos, será extremadamente difícil acercarse al sonido cristalino que ofrecen las muestras incluidas.

A este respecto, mi consejo es no perder tiempo con muestras propias y trabajar con los sonidos súper profesionales incluidos en la biblioteca de BFD2. La salvedad, estará dada para casos muy puntuales originados en situaciones especiales de cada proyecto musical.

 

Asignación de sonidos

La función MIDI Learn hace que la tarea de asignar sonidos, especialmente las variaciones de cada uno, sea de lo más sencilla. El programa incluye un asistente que le da la posibilidad al usuario de asignar la variación/sonido que desee a cualquier tecla o pad controlador.

Sólo me costó un par de segundos asignar las variaciones del redoblante sobre mi teclado controlador, para que me permite utilizarlas de la mejor manera de acuerdo a mi modo de interpretación.

 

Mezcladora

Otro punto fuerte de la nueva versión es la nueva mezcladora en donde el usuario accede a cada canal utilizado para grabar la batería, de la misma manera como si se encontrará delante de la consola de mezcla en el estudio de grabación.

Presionando el segundo botón ubicado en el panel superior izquierdo de la ventana, conseguimos abrir la ventana de la consola. Ver figura 3.

Figura 3: Consola del BFD2
Consola del BFD 2

 

El programa incluye efectos para procesar cada canal y amplia flexibilidad para conducir las señales de los canales a diferentes salidas y/o envíos auxiliares.

De manera predeterminada, el programa conduce la señal de todos los canales hacia la salida principal o Master ; sin embargo, desplegando el pequeño menú que se encuentra al pie de cada canal notaremos que existen enormes posibilidades de re-direccionamiento.

Además, cada canal ofrece cuatro envíos auxiliares que pueden utilizarse de la manera que se crea conveniente. Por ejemplo, para comprimir parte de la señal de un elemento de la batería sin alterar la señal del canal.

La anterior, es una técnica muy aplicada en los bombos. Habitualmente, para lograr más control sobre la mezcla, los ingenieros envían la señal del bombo a un bus auxiliar que comprimen fuertemente, y que luego mezclan a voluntad hasta lograr el sonido buscado. De esa manera, la señal original presente en el canal no se ve alterada, ya que sólo se trabaja o procesa la parte dirigida al envío auxiliar.

Los envíos utilizados de la manera antes descripta deben ajustar en la modalidad Post Fader. De esa forma, la señal enviada al bus auxiliar sigue la dinámica aplicada con el fader del canal.

Precisamente por operar de esa manera, resulta difícil escuchar de manera aislada – Solo – el procesamiento que se está llevando a cabo con el canal auxiliar, ya que al presionar el botón Solo del mismo se está anulando el canal de origen, quedando el bus auxiliar sin recibir nada.

Para ayudarnos a escuchar el resultado del procesamiento, por ejemplo, la compresión del bombo, conviene asignar temporalmente, el envío en la modalidad Pre Fader. Para eso, en el módulo Send de la consola, ubicado en el sector inferior derecho, se habilitará el modo Pre Fader, en el envío correspondiente.

Ahora, al presionar el botón Solo del envío auxiliar en donde se está procesando señal, escucharemos el sonido del canal ya que el bus recibe la señal antes del fader. Una vez ajustado debidamente el procesador, volveremos el envío a la modalidad Post Fader.

Además de las funciones de mezcla, la consola ofrece módulos desde donde es posible ajustar la distancia de los micrófonos estéreo utilizados, la separación de los mismos, el nivel de “contaminación” de otros sonidos en los micrófonos del bombo, redoblante, funciones para almacenar asignaciones en donde el usuario puede ingresar información complementaria que lo ayude, posteriormente, a recordar para qué tipo de producción fue utilizado un determinado esquema de mezcla; y una excelente utilidad de exportación de audio.

El panel Export permite realizar una mezcla multicanal de la interpretación realizada con BFD2. El usuario puede exportar cualquier canal para lograr un archivo individual del mismo, y también cualquier canal que considere necesario; por ejemplo, sólo el par de micrófonos aéreos (overheards).

 

Creando patrones

Además de las excelentes prestaciones vistas hasta el momento, BFD posee un módulo especial destinado a la producción de patrones de batería.

El módulo Groove , identificado por el botón con la imagen de dos corcheas sobre un pentagrama – arriba a la izquierda de la ventana – abre la página correspondiente del programa en donde el usuario puede cargar patrones incluidos con el programa, editarlos, o bien, crear los propios.

BFD2 incluye una enorme cantidad de excelentes grooves. Los mismos pueden visualizarse como patrones individuales o, mejor aún si consideramos la creación de una pista de batería, o como familias o palettes , tal como se las denomina en el programa . Ver figura 4.

Figura 4: Palettes del BFD2
Palettes del BFD 2

 

Una palette es una colección de hasta 128 grooves que se asignan a las teclas MIDI del teclado virtual que se aprecia en la figura anterior. Posteriormente, el usuario puede colocar el secuenciador utilizado en modo grabación y emplear las notas MIDI para disparar los grooves en sucesión para crear una pista de acompañamiento. A este respecto, se incluyen parámetros que ajustan el momento en que comenzará/finalizará un groove o patrón, buscando cubrir las imperfecciones que ingrese el usuario.

Otra manera de crear pistas de acompañamiento, es empleando la modalidad Drum Track . Bajo este modo, el usuario arrastra grooves hacia la línea de compases ubicada en la parte superior de la ventana. Luego, al presionar la barra en el teclado, BFD2 iniciará la pista de acompañamiento de manera similar a trabajar con una máquina de ritmos.

Más allá de la comodidad que ofrecen los métodos anteriores creo que la mejor manera de construir una pista de baterías es arrastrando el groove directamente hacia una pista del secuenciador. De esa manera obtenemos un clip con todas las notas MIDI utilizadas, pudiendo editarlas con total facilidad para lograr variaciones sutiles o radicales.

Entre las funciones de edición encontramos una que permite cambiar la interpretación de cualquiera de los elementos de un groove por otra interpretación tomada de otro groove. Supongamos que hemos encontrado un groove interesante pero no estamos conformes con la frase del hihat, y nos gustaría cambiarla por la frase de hihat de otro groove. Simplemente se selecciona el groove original, luego se hace clic en el pequeño signo “+” del groove que posee la frase de hihat que nos interesa, y con eso se consigue desplegar las pistas que componen el groove. Posteriormente, se arrastra la línea que corresponde al hihat hacia el sector central de la ventana. El programa se encargará de reemplazar las frases.

Si no quedamos conformes, podemos utilizar el botón Undo , de la barra ubicada a la izquierda de la ventana y asunto solucionado.

Además de la enorme cantidad de patrones incluidos, el músico puede crear sus propios grooves, o agregar frases dentro de grooves existentes, tocando en tiempo real. Para ello, se utilizan los controles de transporte ubicados en la parte inferior de la ventana, y los sonidos del kit cargado que se encuentran disponibles directamente en las primeras octavas del controlador.

Sobre la parte inferior de la ventana Grooves encontramos el módulo Groove Effects . Este panel se utiliza para modificar en tiempo real la interpretación de un groove buscando “humanizar” el sonido. El módulo se puede activar o desactivar a voluntad sin alterar los eventos originales. En caso de ser necesario, se pueden aplicar de manera definitiva, los cambios ingresados con el módulo, utilizando los botones Apply: Groove y/o Apply: All .

 

Comentarios finales y requerimientos

BFD2 funciona tanto como aplicación independiente o como plug-in. Esto permite que pueda ser utilizado en vivo como aplicación de acompañamiento.

Poco se puede agregar de la calidad de las muestras incluidas. La selección de los kits de batería es excelente, encontrando posibilidades para todos los estilos que utilicen baterías acústicas. Sólo le queda al usuario la tarea de emplear su controlador de la mejor manera posible para aprovechar la impresionante fuente de súper sonidos incluidos.

Un detalle importante es que el programa puede funcionar en modo polifonía, permitiendo de esa manera escuchar más de un groove al mismo tiempo, logrando así pasajes complicados. Hay que mencionar que para utilizar esa modalidad es necesario habilitarla desde la página de preferencias.

El programa permite utilizar su salida MIDI para disparar otros instrumentos. También, dispone de completas posibilidades de exportación MIDI y audio.

El manual, en formato PDF y disponible en inglés, es muy completo. Se incluye un capítulo – el número 12 –dedicado a sugerencias para aplicar al momento de la mezcla.

Los requerimientos mínimos son: en el caso de Windows, un procesador P4, 1 Gb de memoria RAM, 60 Gb de espacio en disco, y Windows XP con Service Pack1. Para Mac, un procesador G5, la misma cantidad de memoria y disco anterior, y el sistema OSX 10.4.

 

Más información

www.fxpansion.com




MrEgo en YouTube

(Fabio García)





Prof. Fabio D. García
Músico. Escritor y traductor independiente inglés-español
Ideas para producción musical/Software/hardware de audio digital
MrEgo en SoundCloud

 

YIO feat. Leah
The dance of Mahanaim

The dance of Mahanaim - Sergio Schnitzler aka YIO ft Lea Rossetti - Music Video by YIO multimedia
Vaisnava feat. Leah
As you are (video by Yio)

As You Are - Forrest Gore aka Vaisnava ft Lea Rossetti - Music Video by YIO multimedia
Yio
The Bond

The Bond - Sergio Schnitzler aka YIO -Vocal Trance- Music Video by YIO multimedia
Yio
Over Here

Over Here - Sergio Schnitzler aka YIO -Vocal Trance- Music Video by YIO multimedia
Yio
Anhedonia

Anhedonia - Sergio Schnitzler aka YIO -Breakbeat- Music Video by YIO multimedia