Audio/MIDI Music Photos 3D  Vende tus canciones   Vende tus fotos   Vende tus gráficos 

M U S I C A   C O N
COMPUTADORAS
E N   E S P A Ñ O L
iTunes Amazon

Jamstix 2.0: ¿Un baterista en mi secuenciador?

Por Fabio D. García
Publicado el 05-01-2008 (en Software >> Sintes Virtuales) | Versión Imprimible Versión Imprimible

Jamstix es un instrumento virtual dedicado a la producción de pistas de batería. A diferencia de lo que sucede con otros instrumentos de su categoría, Jamstix contiene algoritmos con los que el usuario puede alterar la línea ejecutada de manera “humana”, variando el tiempo que toma a los brazos virtuales del baterista, para pasar de una parte a otra de la batería.


Además de funcionar como cualquier otro módulo de batería, Jamstix también opera en modo Jam, permitiendo al compositor trabajar a la par de su interpretación. En este modo, el instrumento se comporta como un baterista virtual que sigue el tempo establecido en el secuenciador. Cada vez que el usuario inicia la reproducción en el secuenciador, Jamstix comienza a tocar.

El programa ofrece una flexibilidad asombrosa, ya que permite que el usuario pueda editar, crear, agregar frases MIDI, modificar el comportamiento del llamado brain – cerebro – del instrumento, y todo tipo de combinaciones. No importa el estilo de trabajo del usuario, Jamstix logra integrarse sin problemas a cualquier producción.

La nueva versión 2.0 incluye un completo rediseño del programa que se manifiesta en su interfaz de usuario que ahora se ve mucho más profesional, amigable y musical, dejando de lado casillas, y dando más lugar a imágenes de baterías reales. Además, cada estilo y baterista poseen modelos dedicados; se ha agregado un generador de fills o pasajes de relleno; el programa tiene la capacidad de arrastrar partes para crear partes MIDI en la pista del secuenciador; el mezclador posee ecualización; modo Freeze, y muchas otras mejoras. Como se ve la nueva versión no sólo es una actualización más; es un completo nuevo diseño. Ver figura 1.

Figura 1

Sonidos

Una de las bondades del programa es que además de sus propios samples o muestras brinda la oportunidad al usuario de integrar los bancos de sonidos de otros grandes instrumentos de esta familia como EZDrummer o BFD, combinando el trabajo con lo mejor de cada instrumento.

La opción Kit del menú presenta una imagen de una batería donde el usuario puede hacer clic en cada componente para escuchar el sonido asignado. Por supuesto, se pueden cambiar las asignaciones predeterminadas para modificar sonidos, salidas de audio, notas MIDI, etc.

De manera predetermina Jamstix ofrece 4 salidas de audio estéreo, pero accediendo a la mezcladora se puede modificar esa cantidad hasta alcanzar un total de 17 salidas. Cada uno de los sonidos se puede asignar a cualquiera de ellas. Con este esquema, se puede aislar en cada canal de audio a cada parte de la batería para controlar con mucha más precisión el sonido.

Por ejemplo, trabajando para esta crítica, asigné 8 salidas de audio, dirigiendo el bombo a la salida 1, los sonidos del redoblante a la salida 2, los hi-hats a la salida 3, etc. Posteriormente, abriendo la consola de Cubase, tuve acceso a cada canal de audio en donde asigné cada sonido, pudiendo insertar plug-ins de audio, aplicar ecualización, cambios de panorama, volumen, y demás aspectos relacionados con la mezcla.

Como mencioné antes, Jamstix no es egoísta, y se convierte en una aplicación Host secundaria que permite integrar otros programas dedicados a la producción de pistas de batería.

En la misma sección Kit , encontramos un panel con el título SubHost , en donde podemos seleccionar cualquier instrumento virtual instalado en nuestro sistema.

 

Modos de funcionamiento

Jamstix puede funcionar como cualquier módulo de batería bajo el modo Drum Module Mode . Aquí el usuario asigna una pista MIDI hacia Jamstix, toca desde un controlador – o dibuja las notas con el mouse en la típica vista “piano roll” del secuenciador utilizado – y el programa pone el sonido. El programa ofrece compatibilidad con la modalidad General MIDI.

Hay que hacer notar que en este modo sólo estaríamos utilizando los muy buenos sonidos que acompañan al programa, pero no aprovecharíamos lo mejor que ofrece: sus capacidades de “improvisación”, y sutilezas en la creación de la interpretación.

Jam – No input habilita el módulo de procesamiento denominado Brain . Bajo este modo, es el propio usuario quien realiza los ajustes en el módulo Brain , para determinar los niveles de cambio en las múltiples opciones que ofrece el programa. Es el modo ideal para obtener control completo de la interpretación.

Jam with Audio , como lo indica su nombre, tiene en cuenta una entrada de audio. El programa incluye un plug-in denominado audioM8 , que analiza una señal de audio de entrada, por ejemplo el usuario tocando un bajo, o una guitarra. En base a ese análisis, Jamstix modificará la intensidad de los golpes, la cantidad de golpes, utilizará el sonido del aro en lugar del redoblante, cambiará hihat por ride, etc.

Con este modo el programa modifica su interpretación de manera similar a cómo respondería un músico, al notar que sus compañeros de banda están cambiando la interpretación, por ejemplo para pasar de un pasaje suave a uno intenso, y viceversa.

Jam with MIDI es similar al anterior. La diferencia radica en que el programa no analiza una entrada de audio sino la señal MIDI que ingrese por el puerto de entrada. Con este modo logramos el mismo efecto del modo anterior, pero al tocar desde un teclado o controlador MIDI.

 

Estilos y bateristas

Cada trabajo de Jamstix demanda la carga de un estilo y de un baterista que ejecute las notas. De la combinación de estos dos elementos – a su vez compuestos por multitud de variables que maneja el programa – surge la interpretación de la batería.

Un estilo, por ejemplo, Rock, Latin, R&B, etc., crea el patrón básico de ritmo. Con el estilo, Jamstix carga determinadas órdenes que comunica al generador de pasajes de relleno o fill (ver más adelante).

No hay que pensar en un estilo como en un patrón fijo, el usuario puede establecer pautas de comportamiento que harán que el ritmo o estilo básico cambie de canción en canción, o de estrofa en estrofa.

Un baterista es el modelo que interpretará el estilo cargado. De la misma manera que Phil Collins tiene un estilo diferente a Stewart Coppeland, los bateristas de Jamstix también ofrecen diferentes maneras de tocar un mismo estilo.

Generalmente los bateristas se diferencian por los estilos de fills y acentos que agregan a su interpretación.

 

Cerebro virtual

El módulo Brain es el núcleo de la interpretación de Jamstix. El módulo se divide en tres secciones llamadas Groove , Accent y Fill , y cada una presenta diferentes alternativas de ajuste. Ver figura 2.

Figura 2

En la sección Groove encontramos una serie de controles deslizables que se utilizan para modificar el patrón o Groove para adaptarlo a distintos estilos de interpretación. Por ejemplo, podemos indicar que el programa toque atrás del beat o tiempo, o por el contrario, adelantado. Como se sabe, este es un recurso muy utilizado por los bateristas para modificar el aire de la base.

También, podemos indicar cómo se modificará la intensidad de los sonidos; el nivel de variación en la cantidad de notas utilizadas; la posibilidad de que el programa utilice automáticamente el aro del redoblante –sidestick – en lugar del parche; y más.

Una función que me pareció muy interesante es la llamada Redirection , en donde el usuario puede redireccionar algunas notas, por ejemplo, las del bombo, o todas, a otro instrumento, creando así nuevas versiones de patrones rítmicos. Por ejemplo, pensemos que necesitamos un pasaje suave para nuestra canción. Podemos tomar cualquiera de los patrones cargados y redireccionar sus notas a los sonidos del ride, de esa manera Jamstix, en lugar de interpretar el patrón con los sonidos de redoblante, bombo, hihat, etc., lo hará interpretando las notas en el ride.

Dentro de cada sección encontramos apiladas las diferentes partes o funciones con los que se realizan los ajustes. Haciendo clic en algún sector en blanco obtenemos un pequeño menú que se utiliza para anular o eliminar el módulo ajustado.

Desde el pequeño triángulo que indica la apertura del menú, podemos agregar elementos, a través del comando Add . Este comando nos permite agregar al patrón elegido un determinado patrón extra, por ejemplo, interpretado con Toms o líneas de percusión de distintos instrumentos. Luego, el usuario a través de las funciones del módulo Groove podrá ajustar las numerosas opciones para conseguir una mezcla atractiva.

La sección Accent , como resulta obvio, se encarga de crear acentos en los patrones rítmicos. Allí también, utilizando el menú que se despliega desde el pequeño triángulo que apunta hacia abajo, el usuario puede agregar notas fantasmas (ghost notes) de redoblante, para animar más las frases.

Esta es la sección que debemos editar si notamos que nuestra parte de batería se escucha con muchos saltos o acentos que impiden establecer un ritmo de base sólido.

La cantidad de acentos, además de las opciones de esta sección, también depende del modelo de baterista utilizado.

La sección Fill contiene un completo módulo generador de pasajes de relleno o fills.

Jamstix no utiliza patrones creados previamente para luego ejecutarlos. Los rellenos son creados a partir de modelos estudiados de bateristas, que además, el usuario puede modificar a voluntad con los números parámetros.

Por ejemplo, puede indicar si durante la interpretación del pasaje, el programa intentará tocar algunas notas del patrón de base. También, si el fill terminará con un golpe en el crash. Se puede estipular la longitud del pasaje; en qué sonidos se debería concentrar; qué toms o qué rango de los mismos se deberían utilizar para crear fills, y en qué orden se deberían tocar, y otras modificaciones.

 

Editor de compases

Jamstix ofrece al usuario una amplia cantidad de recursos con los cuales personalizar sus pistas de baterías para alejarse de los modelos mecanizados. A tal efecto es posible editar completamente un compás ingresando, moviendo, eliminando notas, dentro de una vista reducida de tipo secuenciador por pasos. Ver figura 3.

Figura 3

En esa vista encontramos una grilla en donde las columnas muestran los pasos en semicorcheas (16th) y las filas, a las extremidades del baterista virtual, además de las manos del percusionista. Para cuidar la transposición posible a un baterista real de la interpretación creada con Jamstix, el programa no permite agregar más de un sonido a cada extremidad; por ejemplo, no es posible tocar el snare con la mano derecha, mientras se toca un tom, con la misma mano.

Otra de las estupendas funciones del programa es que el usuario puede crear un ritmo o patrón básico – o complejo – y luego utilizarlo como base para que los estilos y bateristas disponibles compongan sobre ese patrón creado.

Para lograr, primero debemos iniciar un patrón en blanco. Conviene hacer clic en la papelera ubicada sobre el centro de la ventana.

Luego se hace clic en la grilla de edición del compás para crear el patrón de base, asignando los instrumentos a cada extremidad, y pudiendo además, indicar el nivel de prioridad, intensidad, timing, e introducir variaciones como doble notas, flam, rebotes, etc.

Posteriormente es necesario guardar el patrón, empleado el pequeño triángulo que apunta hacia y despliega el menú para elegir el comando Save Bar .

A continuación, cargaremos un estilo y un baterista – drummer – anulando dentro del módulo Brain , las secciones que correspondan con el material que hemos ingresado en nuestro compás de base. Por ejemplo, si en ese compás utilizamos bombos y redoblantes, anularemos esas secciones en el módulo Brain , para dar lugar al compás de base para que se convierte en el modelo a seguir.

Posteriormente, desde el indicador del menú ubicado en el módulo Brain utilizaremos el comando Add para agregar el patrón creado antes, mediante el comando Add Groove Importer . Notaremos que el módulo Brain ha incorporado este agregado en sus secciones.

En la sección Groove elegiremos la opción JS2 Groove y buscaremos el patrón creado. Con esa asignación Jamstix comienza a tocar tomando como base el ritmo creado, y agregando nuevos elementos.

No hay que olvidar que aún disponemos de todas las opciones del módulo Brain para variar la interpretación obtenida con el programa.

Jamstix se adapta a los cambios de métrica marcados en el secuenciador en donde está insertado. Sólo debemos comprobar que la opción Allow Time Sig Changes se encuentra activa.

Encontré grooves excelentes al trabajar con métricas de 5/4, con el baterista Stewart, y el estilo Funk. Empleando la función Redirection del módulo Brain, asigné los sonidos del Hihat para que sean interpretados por el Ride, consiguiendo un aire más de Free Jazz.

Aunque el programa aún no ofrece soporte directo para la creación de grooves en 7/4, por ejemplo, la posibilidad de leer cambios de métrica – mediante la función Allow Time Sig Changes – establecidos en el secuenciador hacen posible que el usuario alterne compases de 4/4 y 3/4 de manera de obtener 7/4.

 

Tocando con Jamstix

Una de los atractivos de Jamstix es su habilidad para adaptarse a una señal de entrada, ya sea de audio o MIDI. El programa detecta el volumen con el que el músico ejecuta su instrumento, y adapta la interpretación de la batería.

Resulta extraño apreciar cómo el programa modifica la interpretación al detectar que el músico está tocando más suave, no sólo bajando el volumen. En realidad, el programa reduce el parámetro Velocity, que maneja el volumen de cada sonido, pero sucede que ese parámetro afecta el comportamiento del módulo Brain , con lo cual Jamstix realiza otras modificaciones como disminuir la complejidad del arreglo, cambiando aro por redoblante, hihat abiertos por cerrados, hihat por rides, y cambios de ese estilo. De la misma manera, realiza el proceso contrario, transformando su composición en una parte más intensa cuando el músico vuelve a tocar de manera más fuerte.

Para utilizar esta función, hay que elegir el modo Jam With Audio e insertar el plug-in audioM8 que acompaña al programa, en la pista en donde se encuentra conectado el instrumento que se utilizará. Ese plug-in es el responsable de analizar la señal de audio de entrada y de comunicar al programa cómo debe tocar.

Probé este modo tocando el bajo, y obtuve resultados excelentes. El programa detectó – via audioM8 – perfectamente la intensidad con la que estaba tocando, modificando las frases de batería. Estuve tocando algunas partes en donde reduje el volumen para conseguir un pasaje suave, y Jamstix inmediatamente bajo su intensidad, cambiando el sonido del redoblante por el del aro o sidestick. De la misma manera, cuando empecé a tocar con mayor intensidad, el programa me siguió acompañando esos cambios de dinámica. Sorprendente.

Hay que mencionar que para que audioM8 realice su trabajo correctamente, el nivel de la señal de audio debe ser ajustado de la manera adecuada, de lo contrario el plug-in detectará siempre un volumen inadecuado, comunicando a Jamstix información poco precisa.

Es fácil realizar el ajuste, ya que audioM8 posee en su interfaz una aguja virtual que marca el nivel optimo de entrada que debería tener la señal.

 

Resumen final

Jamstix me sorprendió con su desempeño, sus posibilidades, y su capacidad de improvisación; esto puede leerse un tanto extraño, pero en vista a las posibilidades que ofrece, el programa posee esa capacidad. Sus sonidos, si bien poseen calidad profesional, no me asombraron ya que habitualmente utilizó los sonidos del módulo BFD. Pero sí sorprende la capacidad para generar pistas de acompañamientos, la cantidad de parámetros que el usuario puede modificar para conseguir lo que está buscando, y la capacidad para adaptarse a proyectos.

La posibilidad de importar patrones MIDI da nueva vida a loops que en un momento pudieron parecer totalmente mecánicos. Un Groove MIDI compuesto por sólo bombo y redoblante cambiará totalmente al dejar que Jamstix agregue sus toques.

Una función adicional sumamente práctica es el soporte para arrastrar partes a cualquier pista MIDI del secuenciador. Así, obtenemos una pista MIDI sin mayores inconvenientes, cuya salida puede ser asignada a cualquier otro módulo de percusión.

Como una sugerencia mencionaré que hubiese preferido que al trabajar con el panel SubHost , en lugar de tener que elegir el archivo *.dll que pertenece a cada aplicación, desplazándome por diferentes carpetas, el propio programa me brindara una lista con los nombres de los programas, identificados con sus íconos. De esa forma la asignación de un módulo de percusión/sonido sería mucho más amigable.

El sitio web de la empresa Rayzoon, desarrolladora del programa ofrece un foro muy bueno – en inglés – en donde los usuarios pueden realizar consultas. También encontrarán algunos videos instructivos acerca de algunos procedimientos que permiten conseguir lo mejor de Jamstix. Debo mencionar que los videos están grabados con cierta celeridad de movimientos del puntero del mouse. En un primer momento puede ser un tanto difícil seguir los movimientos en la pantalla para apreciar qué se está realizando, pero con un poco de atención, y este aviso, todo será más sencillo.

 

Más información

www.rayzoon.com




MrEgo en YouTube

(Fabio García)





Prof. Fabio D. García
Músico. Escritor y traductor independiente inglés-español
Ideas para producción musical/Software/hardware de audio digital
MrEgo en SoundCloud

 

YIO feat. Leah
The dance of Mahanaim

The dance of Mahanaim - Sergio Schnitzler aka YIO ft Lea Rossetti - Music Video by YIO multimedia
Vaisnava feat. Leah
As you are (video by Yio)

As You Are - Forrest Gore aka Vaisnava ft Lea Rossetti - Music Video by YIO multimedia
Yio
The Bond

The Bond - Sergio Schnitzler aka YIO -Vocal Trance- Music Video by YIO multimedia
Yio
Over Here

Over Here - Sergio Schnitzler aka YIO -Vocal Trance- Music Video by YIO multimedia
Yio
Anhedonia

Anhedonia - Sergio Schnitzler aka YIO -Breakbeat- Music Video by YIO multimedia