Audio/MIDI Music Photos 3D  Vende tus canciones   Vende tus fotos   Vende tus gráficos 

M U S I C A   C O N
COMPUTADORAS
E N   E S P A Ñ O L
iTunes Amazon

Masterización - Consejos

Por Yío
Publicado el 27-02-2006 (en Audio >> Edición) | Versión Imprimible Versión Imprimible

Masterizar involucra los procesos de compresión, límite, ecualización, normalización, resampleo y dithering (que se tratan en otras secciones). También se corresponde con tomar un grupo de canciones que vayan a formar parte de un mismo album y nivelarlas en cuanto a niveles y ecualización, para que no haya sobresaltos ni demasiados contrastes entre un corte y otro sino que se pueda escuchar el album de un principio a fin sin apreciar cambios bruscos. Pero qué más?


En realidad la masterización no hace milagros sobre lo que ya se haya arruinado, no hay que esperar hasta que una canción esté terminada para masterizarla. La masterización se debe hacer desde el principio. Esto suena poco tradicional pero es la verdad. Una vez que todo está mezclado, una ecualización general puede arreglar algunas cosas y arruinar otras.

Por otro lado es necesario evaluar bien qué canciones pueden ir agrupadas y en qué orden, si una canción que estamos componiendo encaja con nuestro proyecto o quedará para otro.

Desde la primera nota o base rítmica que creamos tenemos que evaluar la calidad del sonido fuente, la posible saturación de los sonidos graves (bajos), el soplido que pueda tener una muestra de sonido, etc. Todo esto hará más fácil la masterización. En la misma estación de trabajo, ya sea que se trate de una real compuesta por instrumentos y consolas de mezcla y efectos, o de una virtual, compuesta de un secuenciador Audio-MIDI y sus instrumentos virtuales, se deben ir ajustando las ecualizaciones individuales de cada pista, aplicar los compresores independientemente a cada instrumento, de tal manera que globalmente, no sólo a lo largo de la canción sino a lo largo del album, todo esté en su lugar, tenga un sonido claro y cada elemento se distinga del resto en lugar de ser una aglomeración confusa. El mismo arreglo de la canción es parte de esto ya que a veces conviene sacar notas o sonidos que ensucian o quitan claridad.

Nunca se debe suponer que un sonido iriente se podrá corregir en la mezcla final o en la masterización! Hay que corregirlo desde el principio.

Si cuidamos todos los detalles desde el comienzo, la masterización será más rápida lo cual significará un ahorro de dinero, tiempo y menos dolores de cabeza.

Ahora bien: ¿qué juego de altavoces usaremos como referencia para decir que algo suena bien o mal?. ¿Qué sucede cuando con nuestros auriculares o parlantes se ecucha bien una canción y en la casa de un amigo se escucha desastroza? Es muy común ver en estudios de grabación los conocidos monitores de campo cercano, que poseen una respuesta en frecuencias plana pero cuando los comparamos con un par de bafles de alta fidelidad sentimos que los monitores carecen de graves. Entonces para asegurarnos que todo el mundo va a escuchar bien una canción, sea cual sea el medio por el cual la escuche, debemos reproducir la misma en diferentes sistemas: un radiograbador portátil de calidad baja, un equipo de audio de alta fidelidad, parlantes de PC, un mp3 bastante comprimido como para internet, un televisor y también podemos grabarla en un CD regrabable y llevarla al auto para ver cómo se escucha en él.
En cada medio diríamos que escucharíamos una canción diferente pero hay que lograr que al menos sea agradable en todos.

Monitores de Campo Cercano Alesis Monitor One Mk2
Masterizacion: monitores campo cercano Alesis Monitor One Mk2

A medida que vamos creando una obra musical y vamos arreglandola es conveniente ir alternando entres diferentes altavoces, por ejemplo, un poco con auriculares y otro poco con bafles. De esta manera podemos apreciar que ciertas sutilezas del arreglo no se escuchan sin los auriculares y por lo tanto es necesario subir su nivel a un punto intermedio de tal forma que si quien escuche nuestra canción usa auriculares con frecuencia no le resulten demasiado presentes estas sutilezas.

También hay que escuchar una mezcla /masterización a diferentes niveles pues así la escuchara el público. El oído responde de manera distinta según los niveles de audio y a un volumen bajo alguien podría escuchar sólo unos platillos!

Hay que tener en cuenta que la respuesta de un juego de altavoces también varía según el volumen del sonido, es decir que si un par de bafles tienen una potencia nominal de 200w para apreciar el sonido habría que subir el volumen de tal manera que escandalizaría a los vecinos! Es decir, los altavoves tienen que tener una potencia adecuada al volumen al que los vamos a escuchar, ni de más, ni de menos.

Además podemos usar como referencia ciertas canciones comerciales que ya sabemos que tienen un buen sonido en todos los medios siempre que se trate del mismo género musical con el que estamos trabajando. Así, reproduciendo esa canción, podemos ajustar las ecualizaciones de los diferentes equipos para luego trabajar en nuestras canciones.

Los parlantes deben estar conectados en fase, respetando los signos más y menos presentes en ellos, de lo contrario se producirán cancelaciones de fase para algunos instrumentos que estén situados en el centro del panorámico estereo como ser el bombo o Kick de una batería. Una prueba que puede hacerse es situar lso controles de paneo al centro en ambas pistas y escuchar si hay algún tipo de cambio dramático en el timbre o en el nivel; si esto sucede es porque están fuera de fase. También podemos poner los altavoces enfrentados y si apreciamos cancelación es porque están en fase (ambas bocinas avanzan y retroceden al mismo tiempo). En el caso de estar ivertida la polaridad de los cables tendríamos un desfasaje de 180º (una señal está corrida medio ciclo respecto a la otra) pero también se dan otros casos más difíciles. En un programa de edición digital de audio un desfasaje de 180º puede apreciarse al ver un canal espejado respecto al otro lo cual se corrije con la función Invertir.

Onda de sonido estereo con la fase invertida
Masterizacion: Onda de sonido estereo con la fase invertida

Hay que tener en cuenta también que la masterización es algo subjetivo en varios aspectos. Depende del humor que tiene uno mismo el día que hace el trabajo, depende del silencio de un estudio o del ruido ambiente presente en nuestra casa.

Otro punto importante es tratar de utilizar en lo posible siempre el mismo programa y en el mismo formato para evitar pérdida de calidad en las conversiones. Por ejemplo, deberíamos comenzar el proyecto desde cero en 24 bits de resolución y 48KHz de frecuencia de muestreo y sólo pasarlo a 16 bits/44.1KHz cuando esté terminado por completo, guardando una copia de respaldo en 24 bits/48KHz.

En el caso de Audio Analógico, es menester hacer todos los cambios análogos posibles antes de pasarlo a digital y no volverlo a convertir en lo posible a análogo. De todas formas, la mayoría de los procesadores convierten analógico a digital para procesarlo y luego a la inversa. Entonces conviene plantearse cuándo aplicaremos un efecto u otro.

Otro factor importante es la acustización de la sala donde masterizamos. La falta de materiales absorventes en las paredes o muebles hace que una habitación tenga una resonancia en ciertas frecuencias lo cual significa que estas se amplifican, es decir que las escuchamos anormalmente altas lo cual nos hará cometer errores en la ecualización.

Es imprescindible ir guardando copias de la canción hechas en cada momento a lo largo de la masterización pues podemos cometer algunos errores o perder el control y necesitaremos volver a un estado anterior.

La normailzación del sonido (ajuste de nivel maximizado par mejorar la distancia entre la señal y el piso de ruido, y equiparalo con las otras canciones) debe hacerse luego de la ecualización pues esta aumenta o disminuye el nivel al realzar o suprimir ciertas frecuencias. Si no nos queda otra que ecualizar algo que ya normalizamos deberemos fijarnos si la ecualización hecha no produce saturación (clipping) o recorte de la onda, es decir que llega al nivel superior de la gráfica del programa de edición y la onda es mutilada produciéndose un pico truncado (línea horizontal). En este caso hay que deshacer la ecualización, reducir el nivel general en la cantidad (dB) necesaria y volver a ecualizar.

Recorte o clipping del sonido por saturación del nivel
Masterizacion: Recorte o clipping del sonido por saturación del nivel

Antes de efectuar cualquier edición hay que escuchar el album de punta a punta, una canción detrás de la otra (o al menos el último minuto de una y el primer minuto de la siguiente), tal vez probando diferente orden, como para decidir si es necesaria la normalización de una u otra, si una hay que atenuarla y la otra amplificarla o ecualizarla, qué cantidad de tiempo deben durar los silencios insertados al principio de cada una, etc.

Además de la normailzación también pueden aplicarse procesos de compresión para evitar que ciertos tramos se destaquen anormalmente o sean recortados por saturación. Se debe ser muy cuidadoso con la cantidad de compresión que se aplique para no aplanar la canción, quitandole con esto la expresividad.

Cuando se quiera recortar una pista para eliminar el silencio del comienzo o del final, o se quiera procesar sólo una parte debemos cerciorarnos que en el comienzo y final de esta parte ambos canales pasan por cero; de esta forma evitaremos clicks. Al principio de una canción puede haber algún sonido como la isnpiración del cantante o el trasteo de una guitarra que pueden resultar interesantes y no se deberían cortar para no quitarle naturalidad.

Obviamente no podemos masterizar, ni siquiera arreglar una canción si tenemos una gripe que modificó la curva de respuesta en frecuencia de nuestros oídos o que nos agregó un zumbido! Además es necesario tomar descanzos cada hora para evitar la saturación de los oídos.

Si percibimos una frecuencia irritante pero no sabemos cuál es podemos ajustar un ecualizador paramétrico en pasa banda, en un rango angosto (Q), aumentando el nivel en dB (positivos) y barriendo la frecuencia de corte desde un extremo al otro hasta apreciar un aumento en la freceuncia que nos molesta; luego sólo tenemos que bajar el nivel de corte por debajo de cero dB hasta suavizarla lo suficiente y reajustar el Q.

Un gran dilema son las compilaciones de diferentes artistas. Aquí no se trata sólo de ajustar los niveles generales de cada uno de los temas para que no haya desniveles al pasar de uno a otro. Aquí nos encontramos con diferentes fuentes de sonido, mezcla, ecualización y tal vez estilos. En este caso puede ser crucial elegir adecuadamente el orden de correlatividad de las canciones para minimizar los contrastes y tal vez ecualizarlos un poco para obtener un sonido general del disco (esto puede ser controversial por modificar la escencia sonora de cada artista).

Quien quiera trabajar en un estudio de grabación tiene que estar preparado para entender y poder convertir cualquier tipo de formato y base de grabación de audio: DATs, ADATS, CDS, DVDS, MDM, MiniDisc, cassettes digitales, cintas abiertas análogas o digitales, e incluso algunos formatos DAW (digital audio workstation, formatos propios de secuenciadores como el Cakewalk Sonar, Cubase, etc.), así como el formato en el que fueron grabados (sincronismo SMPTE), la reducción de ruido si se usó (Noise Reduction o Dolby (R)) y cualquier otro dato útil.

La conversión de un medio a otro (análogo a digital, etc.) debe hacerse a un nivel importante como para que la señal esté muy por encima del piso de ruido (soplido de la cinta, etc.) pero cuidando que no llegue al punto de saturación o recorte.

La conversión de digital a digital debe hacerse manteniendo el clock (reloj de sincronismo) de la fuente para evitar errores de sampleo o ruidos tipo "jitter".


T-Racks de IK Multimedia

Programas para Masterizar
En cuanto a la masterización final y definitiva pueden usarse programas solos (standalone) o plugins de otros como ser el T-RackS o el Waves Ultramaximizer. Programas como el Cool Edit Pro, al ser multipistas, nos permiten efectuar la mezcla en ellos para luego editarla y masterizarla dentro del mismo programa, con numerosas automatizaciones (por ejemplo, si queremos que el nivel o algún otro ajuste suba o baje en algunos puntos de la canción). También tenemos el Sound Forge y Wave Lab. Algunos secuenciadores Audio-MIDI como Cakewalk Sonar y Cubase pueden ser muy útiles e incluso nos permiten trabajar con el mismo programa desde la creación de la canción hasta su masterización final.

En un ámbito de elite por su elevado costo encontramos a Pro Tools.

 

Pro Tools 6
Masterizacion: Pro Tools 6 Agrandar imagen
Cool Edit Pro
Masterizacion: Cool Edit Pro
Cakewalk Sonar
Masterizacion: Cakewalk Sonar

Temas relacionados:
Curso de Sonido
El dB (decibel)
Cakewalk Sonar - Tutorial
Cubase VST
Cool Edit Pro

En breve: Dithering, Limiters









Yío
Sergio Schnitzler


Músico, programador/editor MIDI-Audio, imagenes y efectos de sonido
Música/Efectos de Sonido/Licencias
Sitio Web: www.yio.com.ar
Ciudad de Rosario - Argentina
 

YIO feat. Leah
The dance of Mahanaim

The dance of Mahanaim - Sergio Schnitzler aka YIO ft Lea Rossetti - Music Video by YIO multimedia
Vaisnava feat. Leah
As you are (video by Yio)

As You Are - Forrest Gore aka Vaisnava ft Lea Rossetti - Music Video by YIO multimedia
Yio
The Bond

The Bond - Sergio Schnitzler aka YIO -Vocal Trance- Music Video by YIO multimedia
Yio
Over Here

Over Here - Sergio Schnitzler aka YIO -Vocal Trance- Music Video by YIO multimedia
Yio
Anhedonia

Anhedonia - Sergio Schnitzler aka YIO -Breakbeat- Music Video by YIO multimedia